FANDOM


-La última vez en Total Drama Game Island... Desafío de juegos de escapes. Su misión: Encontrar la llave que abre las puertas a este reality show y luego seguir buscando hasta llegar al campamento. Jajaja. Eso no es todo. Gracias a la intervención de nuestro devoto favorito Jose se fue incluso antes de poder deshacer las maletas y a cambio de eso logró la enemistad de Karla. Queda mucho más así que no os separeis de las pantallas y estad atentos a... ¡TOTAL...DRAMA....GAME....ISLAND!


Por los altavoces comenzaban a sonar unos estridentes acordes de guitarra electrica a todo volumen.

-¡Buenos días campistas!¡Hora del desayu...!

-¡Ya estamos despiertos! -Jack vociferaba de mal humor.

-Es la sexta vez que nos avisas. -Kendl estaba pintarrajeando en la mesa del comedor un retrato de un perro.

-Ya, pero me encanta veros saltar en vuestros asientos cada vez que lo hago. El desafío en media hora en el monte. En marcha. Cambio y corto.

Kendri le daba un bocado a su tostada.

-Urg, ¿cómo puedes comer eso? -Karla se horrorizaba mientras trataba de partir su rebanada y el cuchillo se rompía.

-La meditación entrena tanto la mente y el cuerpo, y los hace inmunes contra todo tipo de males. -Kendri dijo.

-Eso, y por que engañas el sabor con té. -Marck deducía.

-En efect...

-¿Té? ¡Dámelo! -El chef aparecía tras Kendri y comenzaba a beber de la tetera con los ojos muy abiertos.

-¿Te encuentras bien? -Erika se preocupaba por el estado del chef.

-Perfectamente.


Los dos equipos caminaban monte arriba pesadamente.


Confesionario:

Manuel: De acuerdo. Hoy terminé el libro después de tanto tiempo. Ahora debo centrarme en el juego. Y en lo que no es el juego.

-Em... Mia, ¿cierto? -Manuel se acercaba a la chica.

-Ajam, ¿tu te llamabas Manuel?

-Si, esto... ¿Caminas sola?

-Míralo. -Mia señalaba a David.- ¿No crees que es la cosa mas atractiva del mundo?

-Em... -Manuel tardó en reaccionar.

-Oh, espera, esas cosas no te van... Creo.


Confesionario:

Manuel: *Se golpeaba la cabeza contra la pared* ¿De verdad esa es la impresión que doy?

Mia: Manuel se ve muy simpático. Es bueno tener amigos en el juego. Si tengo amigos que no voten por mí puedo centrarme mas aun en ese bombón.

Mientras tanto, Alejandra iba caminando rumbo al punto de encuentro. Se encontraba pensando, hasta que...

-¡Oye Alejandra! ¿Que te parece si vamos juntos?-Juan pregunto saliendo frente a ella.

-No-respondió fríamente, y siguió caminando.

-¡Vamos! Somos amigos, ¿no?

-Yo no tengo nada que ver contigo, enano. ¡Muévete!

-Bueno, escucha. Hice una apuesta con Jack, y le dije que si conseguía un beso de alguien tan ruda como tu, el me daría su litera de arriba por una semana. ¿Que me dices?-Juan sonrio picaramente, mirando a Alejandra.

Alejandra le propino un golpe en el estomago, y siguió avanzando.

-Al...menos...lo intente-dijo con un suspiro antes de caer al suelo.


Audrey caminaba echándose miraditas con Lucian, que se sonrojaba y las desviaba nervioso. Después de terminar, él siguió adelante y ella entre saltitos se paró a oler unas flores.

-¡Puede verme! -Audrey suspiraba.- ¿No es hermoso el amor?

-Aparta. -Michel caminaba ignorando a Audrey, que cayó boca abajo en un charco de barro.

-Oye -Audrey protestaba.

-Era la cúspide de la torre y me bajaron haciendo un gran final con voltereta. -Layla caminaba pisando a Audrey.

-Ay.

-Eso debería ser... GENIAL -Toby hacía lo mismo.

-Eso duel... -Audrey fue interrumpida cuando le pisan la cabeza y da con la cara en el barro.- Ayuda, no puedo ver nada.

-Realmente no tienes nada de presencia.

Audrey notaba cómo le quitaban el barro de la cara con un pañuelo y le ayudaban a incorporase. Creía que era Lucian, pero se equivocaba.

-¿Chloe?

-¿Te encuentras bien?

-Si, si... Vaya, ¿puedes verme?

-Claro que sí. ¿Qué pregunta infantil es esa? -Ambas siguieron caminando.


-Bien campistas, el desafío de hoy no será ni mas ni menos que... De videojuegos. -Chris hablaba desde su helicoptero.

-Se mas específico. -Marck se cruzaba de brazos.

-Videojuegos de guerra.

-¿Violencia? -Kendri interrumpía su momento de meditación.- No quiero ser partícipe de algo así.

-Tu mismo. En cuanto para los concursantes: aparte de dos granadas de mano para cada equipo, cada miembro de su equipo llevará una pistola de paintball. Azul para las tortugas, morado para las víboras. Para innovar un poco el tópico, he decidido que para ganar debereis de rescatar un miembro de vuestro equipo de la base enemiga que estará atado del palo mayor y hacerlo tocar el palo mayor de su propio equipo. Los rehenes serán inmunes a la eliminación, así que no gasteis balas en ellos.

-Ofrezco como voluntario a Juan -Karla interrumpía.

-Se te ve entusiasmada. Bien, Karla será el rehen de las tortugas y David el de las víboras.

-¿Y-Yo por que? -David bajaba los hombros desanimado.

-Por que eres el eslabón prescindible. -El chef ponía en marcha el helicoptero.- Bien, la base de las víboras está aquí, pero la de las tortugas está colina abajo. Cuando los rehenes estén atados y todos esteis listos sonará una bocina y podrán comenzar.

La figura del helicóptero desapareció en el horizonte mientras Marck suspiraba con superioridad.

-Debería de ser algo mas innovador con esa salida de escena. ¿Acaso siempre hará la misma?

-Es injusto, tenemos que subir mientras ellos bajan. -Clara miraba mal a Chris.

-La vida no es justa, perdedora. Vamos a la base. -Karla comenzaba a bajar el monte.

-¿Cuando comenzó a liderar nuestro equipo? -Clara susurraba a Lucian, quien se encogió de hombros.


Las víboras se organizaban. Sin Karla, Marck quería demostrar que podía ser un buen lider.

-Vanessa, Mia y yo nos quedaremos cuidando de David, mientras vosotros encontrad la forma de bajar lo mas rápido posible y nunca os quedeis solos.

-Yo iré con la hermana Erica. -Nath terminaba de repartir las armas.- Me siento como un juez de la santa inquisición.

-¿Hermana? -Erika cogía su pistola mal. De forma de que se apuntaba a ella mísma.

-Claro, Dios nos hizo a su imagen y semejanza, todos somos hermanos.

-Por supuesto, hermano. -Kendri le hacía el símbolo de la paz a Nath.

-Creo que no iba en ese sentido. -Erika reía con Kendri.

-Probemos una de éstas. -Alejandra tomaba una granada.

-No creo que sea bue... -Juan era interrumpido.

-Es por cuestiones de seguridad, para saber cómo son. -Jack se la quitaba a Alejandra, que sonreía complacida.

-Todo el mundo a cubierto. -Alejandra coría tras las cajas en las que venían las armas seguida por algunos.

-¿Que ocurre? -David estaba atado al poste tras las cajas.

-Vanessa, Corre. -Mia gritaba desde la zona segura.

-¿Que? -La chica solo pudo decir eso.

Jack lanzó entonces la granada. La explosión de pintura alcanzó a un conejito que pasaba por allí y a Vanessa, que estaba maquillándose sin enterarse de nada.

-Aaaaarg, tanto maquillarme para NADA. Mira mi cara. Soy púrpura. -La chica agarraba de la solapa de la camiseta a Jack.

-Y... Vanessa fuera incluso antes de empezar. -Chris retransmitia por megafonía la eliminación.

-¿Estoy fuera? Supongo que al menos así podre maquillarme en otra parte. -Vanessa soltaba al chico, algo mas calmada.- Bien, suerte y todo eso. Yo voy a quitarme esto. -Y se fue.


Confesionario:

Juan: Creí que iba a ser peligroso, pero ¡Que pasada!

Marck: Pff... Pasable.

Erika: Se ha pasado.

Alejandra: Está pasadísimo de rosca.

Kendri: Lo peor ya pasó.

Mia: Paso de esos rollos.

Vanessa: Ésta no se la dejaré pasar.

Jack: ¿Qué les pasa?

Nath: Sin Karla, esto va a ser mas facil de lo que creía.

En cambio las tortugas tenían sus propios problemas.

-Cojan las armas, -Chloe trataba de liderar.- busquen un puesto, no griten, dentro de poco sonará la bocina, no se estresen, id individualmente, no se estresen, eviten usar las granadas, no se estresen... ¿DONDE SE HA METIDO LUCIAN?

-Dijo que no hacía nada aquí, así que cogió su arma y se fue. -Ricky narraba mientras mordisqueaba un caramelo.

-Renuncio, no puedo con ustedes. -Chloe cogió su pistola de paintball.

-Tal vez deberíamos... -Audrey trataba de hablar.

-El objetivo es simple. ¡Aplastemos al otro equipo! -Michel disparaba a los pájaros.

-No seas tan bruta, dispara cuando lleguen. Me ofrezco como líder. -Manuel suspiraba.

-¿Por que os empeñais en no oirme? -Audrey se iba.

-¡SOY EL NUEVO JEFE! -Toby se imponía.

-Es pequeño y adorable. -A Clara le brillaban los ojos al ver a Toby.

-Oh, vamos. ¿Son tan patéticos como para no reconocer que no tienen a nadie capaz entre ustedes? -Karla fanfarroneaba.

-Tu te callas. -Michel le ataba la soga algo mas arriba, tapándole la boca a la chica de las víboras.

-Como nueva jefa del equipo inauguraré esta anarquía con una porra para animar el ambiente. -Layla daba saltos.

-No, por favor. -Kendl se irritaba mientras se iba a otra parte.

-¡T-Q-L-A! ¡Las tortugas ganarán! ¡F-I-S-O! ¡Y yo gastaré el millón! -Layla acabó abriendose de piernas en el suelo.- ¿Chicos, adonde fueron? ¿Hola? …. Ow.

Justo entonces sonó la bocina que indicaba el comienzo.


Jack se acercó a Juan mientras caminaban colina abajo.

-He visto el puñetazo, veo que avanzais bien. -Jack se burlaba por encima

-Si, pero no pienso darme por vencido, esa litera debe ser mía. -Juan estaba decidido a conquistarla.

-Te vapleará como un saco de boxeo antes que darte un beso. -Jack reía.

-Apostemos doble a que me besa. Si gano deberas presentarte en ropa interior, en el comedor durante el desayuno.

-Si no la besas antes de mañana, tendras que comerte tu la comida del chef. De todo el equipo. -Jack le tendió la mano.

Juan estrechó la mano con la de su compañero.

-Trato hecho. -Dicho esto, se fue en busca de Alejandra. El tiempo no jugaba a su favor.


Pese a que todo su equipo iba individualmente, Clara y Ricky quedaron en ir juntos.

-Para. ¿Oyes eso? -Clara puso a Ricky tras ella y se puso en guardia a apuntar a un arbusto.

-¿El qué? -Ricky se asomaba y salía tras su hermana.

-No, detras de mi, Ricky. -Clara lo volvía a colocar tras ella.

Del un arbusto salió una ardillita. Ricky salió de detras de Clara.

-Oye, entiendo que mama te dijo que cuidaras de mí, pero tampoco exageres.

-Tienes razón, tal vez me deje llevar mucho por eso. -Clara desanimada bajaba la pistola.

-Ademas, practicamente solo hablas conmigo, deberías hacer amigas, disfrutar de la experiencia.

-Tienes razón. Soy joven y tengo carisma de sobra. Puedo hacer todos los amigos que quiera.

-Entonces iremos cada uno por nuestro lado, ¿no? -Ricky abrazó a Clara y se dio la media vuelta.

Ella se quedó pensativa, hasta que se decidió a correr tras él.

-¡Espera! Empecemos a partir de mañana. Este desafío es muy peligroso. -Clara alcanzó a su hermano y este solo se golpeó la cara con la palma de la mano decepcionado.


Michel caminaba sola en busca de un buen objetivo. Como no tenía nada que hacer mientras tanto, se distraía disparándole a los pájaros, los cuales ya huían a su paso. De repente se encontró con Alejandra, a quien miró cara a cara.

-Tu...

-Tu...

Se pusieron en guardia y comenzaron una batalla campal en la zona.

-Nunca creí que una gran gorila como tú podría esquivar tanto tiempo mis disparos.

-Apenas estaba calentando, flacucha marimacho. -De un solo disparo, Michel acertó a Alejandra de lleno entre ceja y ceja.- JA

-Arg, te vas a enterar. -Alejandra se lanzó a por Michel, golpeando la cara de la grandullona con su pistola.

Juan apareció de repente entre los árboles, disparando a Michel en cuanto la vio. Alejandra se levantó y se dirigió al chico.

-Buena esa. -Le dió a Juan un puñetazo amistoso que le lanzó al suelo.

-¿Eh? ¿Que? -Juan se puso en postura de karate en cuanto se incorporó.

Justo entonces aparecieron Toby y Audrey.

-A LA CARGA -Gracias a ese grito de guerra, Juan pudo dispararle antes de que Toby tuviese oportunidad, pero Audrey lo eliminó.

-Al final la guerra solo acabó con muertes -Juan comenzaba a caminar hacia otra parte detras de Alejandra.

-Si, suele pasar. Fue divertido. -Michel se fue por su lado.

-QUEDAN SOLO SIETE EN MI EQUIPO -Toby gritó.

-¿Hola? Yo sigo en el juego -Audrey protestaba.

-La proxima vez yo ganaré. -Alejandra sonreía desafiante a Michel y esta hacía lo mismo.

-Como sea... -Audrey continuó montaña arriba.


-Acaban de salir del juego Michel, Alejandra, Juan y Toby. -Chris anunciaba las bajas por megafonía por todo el bosque.- Hacedme un favor y no se maten tan rápido. Son mas de veinte minutos que rellenar. Gracias.

-Pff. Genial. Mi equipo perdiendo. De nuevo -Karla bostezaba atada a el poste.

-¿Por qué siempre te quejas? -Layla al ser la única que quedó en su base asumió el cargo de vigilar a la rehén.

-Tengo mis motivos. No es que tenga unos prodigios como compañeros. -Rodó sus ojos.

-A mi me lo vas a contar. -Layla y su arma estaban apoyadas en un montón de cajas.

-Tu equipo parece fuerte. -Entonces la mente de Karla se alumbró.- Pero se te ve mal. Hablame de ellos. Tal vez así te sientas mejor.

-No se por donde empezar. Está el chico ese que no para de GRITAR ASÍ COMO AHORA MISMO TE GRITO A TÍ. Que es simpatiquísimo pero desagradable, y una tia rara que se pasa el rato pintando como una nerd. En serio, no sé como alguien le ve interés a eso. ¿Sabes que? Hay rumores de que nuestro equipo está maldito. Que hay una fantasma que recorre las cabañas esperando a que no la ignoren, que le hagan caso. Es como la historia de la chica de los baños de mi escuela, solo que, bueno, esta vez es tan real...

-Ajam, si. Cuentame mas.

Karla soplaba su flequillo con aire altivo preparándose para una larga charla.


-Señoras y señores: Mi cara está impoluta.

Vanessa regresaba a el comedor con la cara ahora sin pintura despues de habersela lavado como cinco veces. Entró desfilando como una modelo hasta que Michel le puso una zancadilla.

-Jajajajaja -Michel reía al verla caer de cara.

-Grrr... Deberías respetarme si no quieres que te la devuelva algún día.

-Claro que te respeto, solo era una bromita. -Michel lanzaba gusanitos al pelo de la castaña, lo que la enfurecía mas.- Mira, estos gusanitos son como muestra de paz. Jajaja.

-Uf... Me voy a lavar el pelo. Ahora vuelvo. -Y Vanessa se fue de nuevo.

-¡De acuerdo! -Michel giró su cabeza de nuevo a la pantalla y continuó engullendo.- ¿Cómo va eso?

-No te perdiste gran cosa. -Alejandra interrumpía al sentir algo raro.- Vuelves a intentar cogerme de la mano y la pierdes.

-Vale. -Juan la apartaba, pero aun así se quedaba mirando a la chica.

-EH, MIRAD EL ENCUENTRO QUE ACABA DE HABER. CREO QUE VAN JUNTAS AHORA ¡UNA COMBINACIÓN EXPLOSIVA! -Toby daba saltos de emoción frente a uno de los monitores.


Chloe iba por el bosque arrastrándose por el suelo. En cuanto oyó un ruido destensó sus músculos y se hizo la muerta.

-¿Sabes que cuando le disparan a alguien simplemente se va en vez de hacer de cadaver?

Chloe levantó la cabeza para ver a Audrey mirándola con una sonrisita.

-No es por hacerme el cadaver. Es bastante obvio que si te encuentras un cuerpo inconsciente no le disparas por no resultar una amenaza para tu equipo. -Se levantó sacudiendose el polvo.

-Buena idea. -Audrey la miraba impresionada. Chloe parecía impresionada tambien.

-Vaya... Es la primera vez que alguien con cabeza me da la razón por aquí. Vamos juntas. Seguro que nuestra inteligencia les ganará a todos.


-Es bastante mas sencillo de lo que parece. ¿Escuchaste la parábola del hijo pródigo?

Nathaniel y Erika caminaban por el bosque. Los dos estaban bajando a una velocidad buena considerando que ellos iban colina abajo.

-La verdad es que no. Pero no hace falta que la cuentes, creo que con la biblia de bolsillo que me regalaste ya es suficiente -Erika llevaba el libro bajo el brazo.

-Una pregunta me lleva perturbando desde hace tiempo, pero tu misma viste las malas maneras de Clara. ¿Por qué insistes en apoyarla en su intento a contradecir el camino a la salvación?

-No lo entien...

-¿Por que apoyas a Clara sabiendo lo mala que es?

-Ah, si, eso... -Erika se paraba a pensarlo.- Creo que simplemente por que tiene buenas ideas.


CONFESIONARIO:

Erika: ¿Cómo le digo que me da mala espina tanto parloteo? Veo algo siniestro en él.

-Espera, creo que oigo algo. -Nath le hizo una señal a Erika para que se agachara.


Lucian corría colina arriba por su cuenta a una velocidad considerable. Manuel lo seguía de cerca una vez se unió a él, aunque no podría seguirle el ritmo por mucho tiempo. Lucian aprovechaba esta ventaja y esprintaba incluso más.

-Espera, no me dejes tan atrás. -Manuel corría tra él penosamente.

Lucian se dio la media vuelta para pararse en seco y ver cómo Manuel caía agotado.

-No puedo seguirte el ritmo. Lo siento.

-Nadie te dijo que me siguieras. Tu mismo lo hiciste. -Lucian se fue a dar la media vuelta y a seguir para adelante, pero cuando llevaba unos metros más colina arriba una bala de pintura morada le sorprendió en pleno pecho. Sacándole del juego.

De unos matorrales salieron Nathaniel, esperando disparar otra bala a lo primero que se mueva y Erika, que movia el arma de un lado a otro sin saber qué hacer.

-Vamos abajo. Creo que ví otro. -Nath corría como un cazador profesional hasta que Manuel le sorprendió disparándole.

Manuel miraba a Erika con cara extraña mientras ella no paraba de temblar y mover el arma de un lado a otro sin saber qué hacer. Cada vez mas y más nerviosa.

-Arg! -Erika lanzó su arma al suelo con fuerza y salió corriendo a perderse por el bosque.

No duró mucho ya que Kendl la disparó.

-Se te ve cansado. -La chica se paraba junto a Manuel.

-No me digas.


Clara miraba de nuevo de un lado para otro desde detras de un árbol.

-¿Puedo salir ya? -Ricky susurraba al lado de la chica.

-No, el chico sigue alerta.

-¿Y la chica? -Ricky intentó asomarse pero Clara se lo impidió.

-Bueno, al menos se lo pasa bien.

Tal y como Clara indicó, Mia estaba apoyada sobre sus codos en una caja, mirando perdidamente a David, el cual no tenía idea de dónde meterse.

-¿Entonces tenias mascotas?

-¿P-Por q-que me haces preguntas? -David miraba a Chloe disimuladamente pidiendo ayuda con la mirada. Ella señaló a Marck que estaba alerta y luego le enseñó el dedo medio.

-Aw, de verdad eres muy mono. ¿Te aprietan las cuerdas? Te las puedo desatar. -Mia seguía con la conversación.

-¿En? N-No se... D-DIGO... ¡SI! -Y Mia comenzó a desatarlo.

-¿Que estas haciendo Mia? -En cuanto Marck se giró, Kendl salió y disparó fallando. Marck le devolvió el disparo pero esta vez acertó.

En cuanto pasó eso, Clara, Ricky y Audrey salieron corriendo del escondite en busca de pelea. Chloe y Manuel se quedaron en el sitio por lo que pudiera pasar.

Al verlos Mia rápidamente terminó de desatar a David, pero cometió el error de pisar la última granada de las Víboras. Todo se puso violeta y según megafonía, Audrey, Mia, Ricky, Chloe, Marck y Clara estaban fuera.


Confesionario:

Mia: Tonta de mí dejandome llevar por el amor de esa manera tan absurda. *Comenzaba a golpearse la cabeza con la pared del confesionario.*

-¡N-No veo nadaaa! -David caminaba a ciegas cegado por la pintura.

-¡Por ahí no es! -Manuel iba tras él corriendo, llegando justo cuando Manuel se caía por el acantilado.- Oh, no.

Manuel vio caer al agua a David. Tras pensarlo un par de veces, se lanzó al agua de cabeza a por su compañero.


Kendri meditaba en la copa de un arbol bajo.

-Solo quedamos dos en nuestro equipo. Me lo dice la madre tierra.

-No, te lo dijo Chris por megafonía. ¿Donde está tu arma? -Jack se cruzaba de brazos.

-No hacen falta armas para resolver los conflictos tio. Haz la paz y no la guerra. -Kendri volvía a meditar.

-Pues al menos deberíamos movernos, estamos a un buen trecho...

Jack miraba a Kendri, que no se movía.

-Genial. Momento zen de abandonar el cuerpo. Si, un clásico.

Se quejó pateando una seta.


Manuel arrastraba el cuerpo inconsciente de David por la arena de la playa.

-¿Ahora qué?

Manuel se subió sobre David y comenzó a hacer lo que había visto en las películas presa del pánico.

-Uno, dos, tres, cuatro, cinco...

Antes de que pudiera hacer el boca a boca David despertó.

-¿Eh? A-Aparta de encima, estoy bien.

Manuel se quitó y se sentó en la arena.

-Al menos estás bien, me libraste de una buena.

-S-si... Creo que deberíamos i-ir a por la base...

-Ve tu, yo estoy destrozado. -Y Manuel se tumbó en la arena.


Confesionario:

David: Y l-le digo que se aparte... Idiota, idiota, idiota... *Sonrojado , comenzó a golpearse la cabeza contra la pared del confesionario.*

-Y entonces me dijo “Lo siento, eres demasiado para mí” pero no era así. Yo le quería con toda mi alma y él creía que no me merecía. Y yo fui idiota y me puse mas orgullosa aun para que me viera mas inalcanzable.

Layla seguía hablando entre muchos llantos mientras a Karla le daba un tic en el ojo. De repente vio cómo se acercaban dos figuras. Una de ellas era Jack y la persona que cargaba era Kendri. Jack disparó a Layla cuando lloraba y se tiró al suelo nada mas llegar.

-Estoy... Tan cansado...

-Ey, tu, pedazo de comehierba pulgoso. Ayudaría bastante que me sacaras de aquí. -Karla pataleaba todo lo que podía.

-Si no es disparos lo haré encantado, tia. -Kendri desató a Karla y ésta salió corriendo al momento.

-¡No te molestes! -Una voz por megafonía la interrumpió. Cuando Karla se dio la vuelta vio a David apoyado en el poste de la base de las tortugas.- ¡Las tortugas ganan y las Viboras a votar!

-AAAAAAHG... -Karla trató de respirar hondo.- Vale Karla. Relájate. Sabes lo que debes hacer.


Mas tarde en la fogata todos estaban llenos de pintura a exepción de Vanessa, quien se había limpiado a fondo los restos de pintura y todo lo que la hubiera manchado y estaba limpísima.

-Segunda vez consecutiva en la que les veo en la eliminación. Muy mal. Lo mires por donde lo mires, la actuación de todos ha sido patética, y os echaría lejos de una patada a vosotros y a quien les seleccionó para entrar en el programa. Pero no es posible, así que me conformaré con ver remar a casa a uno de ustedes.

-Gracias por el discurso motivador. -Marck hablaba con una sonrisa televisiva que solo él sabe poner.- Al grano.

-A ver, pasan Vanessa, Alejandra, Kendri, Karla y Nath.

-Como debe ser. -Karla estaba orgullosa.

-No debe ser así. Tu deberías reunirte con tu gran amigo dentro de poco. -Nath y Karla se miraban con rivalidad.

-Debiste sentirte genial cuando te dispararon.

-¿Que tal atada a un poste durante tres horas?

-De acuerdo. -Chris cortaba la conversación.- Lo hemos captado, no se llevan bien. Quiero continuar. Ejem... Tambien se salvan Juan, Marck y Erika.

-¡Nos salvamos! -Juan se lanzó sobre Alejandra a besarla.

-Pero qué. -Alejandra automaticamente le noqueó.

-No creo... -Jack miraba la escena traumatizado junto con el resto de concursantes.

-Jack, malgastaste una granada, eliminaste a alguien de tu propio equipo y tu mayor logro fue cargar al hippie. Mientras que Mia gastó la otra granada en explotar su base, acabando con ella y otro de su equipo, y por si fuera poco, liberar por su propia mano a el rehén. Quien se va hoy será...

Mia miraba a Jack cruzando los dedos. Jack se mordía el labio inferior

-¡Mia! -Chris le lanzó la ultima pila a Jack.

-¿Que? -Ella estaba en shock.- Pero... Karla me prometió.

-Te protegería... Siempre y cuando no boicotees a nuestro equipo.

-No pasa nada, estoy bien. ¿Sabes que? Mejor para mí. Os torturarán a ustedes. -Mia caminaba por el muelle.

-Claro que aun queda la parte divertida. -Chris le daba dos remos a Mia.- Canada está al oeste.

-Ow...

-Amores que florecen, mas videojuegos, nuevas formas de adaptar torturas romanas y un millón de dolares dispuestos a hacer un gran plato de telebasura que os tragareis como siempre la próxima vez y solo aquí en... ¡TOTAL... DRAMA.... GAME ISLAND!

CuriosidadesEditar

  • Se descubre que Chloe también puede ver a Audrey

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar