FANDOM


Capitulo 4: La Carta Ladrona

Duncan miró hacia el cielo. La tormenta había cesado de repente. Detuvo su moto y observó a su alrededor. No había nadie así que decidió aparcar la moto y dirigirse hacia uno de los callejones. Allí notaba un enorme poder magico... Apareció delante de la puerta del estadio. La pared tenía varias grietas y el techo medio derruido. La tormenta había saqueado muy ferozmente ese edificio a pesar de que era nuevo... Oyó pasos y se escondió rapidamente tras un matorral. Asomó los ojos y vió al chico castaño que había ayer en su casa. ¿Bofor se llamaba? No se acordaba pero era muy probable que el chico fuera el causante de aquel gran poder magico...

-¿Que haces aquí?- Preguntó Gwendo. Iba vestida con un uniforme de volley y sonreía.- Que bien que dejó de llover. Tenía ganas de jugar al tenis.- Explicó la chica que acariciaba su largo pelo negro.

-Nada. Solo pasaba por aquí y ví como habia quedado el estadio.- Mintió el chico mientras se rascaba la nuca, nervioso.

-JiJi, te pones tan adorable cuando estas nervioso.- Gwendo se acercó a él y acercó su cara a la suya. Se quedó mirandolo fijamente en los ojos y luego se separó.- Bueno me voy. Adios!!

-A-Adios...- Gwendo se alejó dejando a un nervioso Duncan rojo como un tomate.


--------------- ----------------

-Ya tienes 13 cartas.- Celebró Jota mientras sostenía la baraja en frente suyo.- ¿Pusiste el nombre en todas? -Paula asintió cansinamente.

-¿Porque es tan importante ponerles mi nombre?

-Porque así aunque volvieras a perder las cartas, que con lo torpe que eres volverá a pasar, -Paula le lanzó una almohada cuando Jota dijo eso.- Ella no volverá a apoderarse de las cartas.

-¿Quién es ella exactamente?- Paula preguntó esto con algo de miedo. Se lo había preguntado muchas veces antes pero siempre ocurría algo.

-No lo sé. Aún no la conozco.-Reconoció Jota.- Sabriamos más de ella si no le hubieras dado el Libro de la Luna a Dis e.e

-Lo encontró ella así que es un trato justo. Pero si es tan importante podría pedirselo.- Jota aplaudió entusiasmado.- Ahora dejame tranquila, Bola de Pelo. Tengo que acabar esto.- Paula se giró y agarró su pluma.- ¿Como puedo comenzar?

-¿Qué haces?- Le preguntó una voz femenina tras ella.

-Busco la manera de darle las gracias a... ¡Aaah!! ¡Dis!! ¡Vile!! ¿Que haceis aquí?- Se sobresaltó al ver a sus amigas sentadas en la cama.

-Tu hermano nos abrió la puerta. ¿Acaso no oiste el timbre? -Preguntó Vile.

-¿A quien quieres darle las gracias? ¿A Nofor? /-Tras la pregunta de Dis la sala se quedó en un silencio tenso.- ¿Dije algo malo?

-No, no tranquila. Es solo que yo aún no me fío de él.- Admitió Vile. Jota asintió junto a ella y Pau se puso en boli en la mejilla, pensando entretenidamente.

-Yo creo que pretende ayudarnos. Pero no sabe como tratar con chicas jeje.- Se rió Paula.

-Lo que yo creo es que ustedes son dificiles de tratar. Casi le muerden el día que nos ofreció su ayuda.- Recordó Disney.- Prueben a darle una oportunidad.

-No soy de dar segundas oportunidades.- Sentenció Pau a lo que Vile asintió.

-Y diganme.. ¿Cuando fue la primera? -La pregunta se quedó flotando en el aire mientras las otras dos recapacitaban.

-Tienes razón. Pero como resulte ser un enemigo y nos acabe matando no te lo perdonaré.

-Como sea.- Dijo Dis con una debil sonrisa. Jota entonces sacó un tablero de parchís y preguntó animado.

-¿Quién se apunta a perder al parchís?- Rió malvadamente el muñeco de peluche.

-¿Disculpa, Peluso? Me llaman la reina del parchís y así- Le respondió Vile que agarró sus dados.

Dos horas después sus amigas se marcharon a casa tras una sesión de parchís en la que Paula y Disney se iban disputando la victoria mientras Jota y Vile siempre perdían. Finalmente ellos dos acabaron jugando a videojuegos y Disney ayudó a Paula en la carta de agradecimiento.

-Recuerda que a los chicos les gustan las chicas sonrientes.- Dijo misteriosamente antes de maecharse. Paula iba a replicarle pero su amiga ya se había ido.

¿De verdas creía su amiga que le gustaba Nofor? Que bobada. No paraba de repetirse esas palabras en su interior.


------ -------- -------------------- -----------

-¡Chicas!! - Cleo, el delegado, las recibió en el salón.- ¿A ustedes también les desaparecieron cosas? -Preguntó Cleo que andaba muy agitado. Paula notó que no llevaba su estimada agenda en las manos y dedució que se la habían robado. Las chicas comenzaron a rebuscar en sus bolsillos.

-¡Ah!! Desapareció mi maquillaje.- Dijo Dis que sacó una bolsita y la vació.- Ven, falta mi antiojeras...- Explicó la chica.

-¿Para que narices quieres antiojeras? .-. -Vile se extrañó y entonces soltó un gritito. - ¡Mi Stars Dance!! D8

-¿Tu que? -Preguntó Cleo que no sabía a que se refwria.

-Un disco de Selena Gomez.- Le aclaró Paula pero Vile la interrumpió.

-Un disco no, EL disco. ¿Quién ha podido robarmelo? Menudo ser más cruel...

-¿Y a ti Paula, te falta algo? -Le preguntó Cleo pero la chica negó.- En ese caso volveré a hacer guardia.

Durante el transcurso de la mañana más cosas ocurrieron. Desapareció el estuche de Popu e incluso la silla del profesor fue robada. Todos los alumnos vieron como sus cosas desaparecían, todos excepto Paula y Nofor y por eso de inmediato las miradas recayeron sobre ellos. Principalmente en Nofor ya que Paula no estaba cuando las cosas habían comenzado a desaparecer.

-Yo no os quité nada. ¿Como pude hacerlo? -Se defendió Nofor. Pero ya todos parecían enfadados con él.- ¡No teneis pruebas sólidas!

-¿Qué más prueba necesitamos?- Exclamó Smile apuntandole con un dedo acusadoramente.

-Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario.- Alzó la voz Vile para que todos la oyeran. Todos la miraron sorprendidos. En especial Nofor parecía sorprendido. Paula también mostró un gran asombro mientras Disney seguía sonriendo.

-Igualmente, no necesitamos más pruebas. -Sentenció Carolina.- ¿Quién está conmigo?- La mayoría de alumnos asintieron y se acercaron a Nofor.

-¡A la hoguera!! -Gritó Oscopio.

-¿Que hoguera? .-.

-¡A la sala de castigos!!- Se corrigió Oscopi y la masa de alumnos se llevó a Nofor hacia el aula de castigo dejando a Paula, Vile y Disney solas en el aula.

-Alguien debería evitar que lo maten...- Dijo Vile algo preocupada y las dos chicas la miraron a ella.- ¿Porque yo? Vamos todas...

-No entendiste... ¡Esto es una carta!! -Le explicó Paula que sacó la llave de su bolsillo y la convirtió en bastón mágico.- Debo atrapar esa carta pronto y demostrar la inocencia de Nofor...- ¿Hay alguna carta ladrona? -Preguntó a Dis que ya revisaba el libro de la Luna.

-N-no... Pero hay varias que son muy traviesas...-Le dijo Disney intentando recordar su lectura. Entonces unas manos comenzaron a salir del suelo y eso asustó a Disney que corrió a esconderse tras sus amigas.- ¡Un fantasma!!

-Claro que no, es la carta.-Dijo Paula que golpeó un brazo con el bastón pero el bastón traspasó el brazo como si solo fuera aire. Las manos agarraron el libro de la Luna y antes de que alguien pudiera impedirlo se lo llevo con ella.- ¡El libro!! Vile corre hacia el aula de castigo y asegúrate de que nadie vuelva aquí o podrìan vernos... Dis siguemme.- Las dos chicas corrieron escaleras abajo en busca de la carta.- ¿Sabes que carta puede ser?

-Ummm...- Disney se concentró en el libro.- ¡Through!! ¡Atravesar!! -Exclamó entonces, acababa de recordarlo.- Esta carta puede traspasar cosas sólidas y es bastante bromista y traviesa. Encaja perfectamente. ¡Debe ser ella!!- Paula seguía corriendo y llevandola a rastras ahora por los sótanos de la escuela. A penas se veía con la ténue luz de las bombillas medio fundidas. Entonces una mujer vestida con un largo vestido se postró ante ellas. El pelo celeste lo llevaba recogido en un moño y luego caía en una coleta que le llegaba a los pies.

-¡Aquí estás! -Paula dirigió el bastón hacia ella pero la carta huyó atravesando una de las paredes que daba al almacen de ciencias.- Debe estar ahí dentro. Esperate aquí.- Le pidió a su amiga y luego se acercó lentamente a la puerta y entró precipitadamente.- ¿Dónde está? -La habitación estaba vacia. Entonces aparecieron unas manos del techo y sin poder evitarlo puso sus manos en el bolsillo de Paula y extrajo la carta de agradecimiento a Nofor.- ¡No!! Devuelveme eso.- Pero la carta Clow ya había desaparecido.

Paula salió al pasillo y Disney señaló hacia el corredor de la derecha donde Paula viò la cola del vestido de Atravesar desaparecía tras la esquina.

-Maldita carta...-Paula giró la esquina pero Atravesar había desaparecido de nuevo.


---------------------- ------------------------------- ---

-Nos estamos precipitando...-Defendió Vile mientras los chicos tenían atado a Nofor en una silla.

-Esta claro que es el culpable.- Dijo Carol mientras arrastraba la silla de Nofor hacia el pasillo. Entonces dejó la silla frente al baño de los profesores. - Confiesa. Sino te meteremos ahi dentro...- Nofor puso cara de horror.

-El baño de los profesores no...- Se asustó Nofor que comenzó a intentar liberarse pero Oscopio y Smile lo habían atado bien.

-Ojalá atrapen pronto esa carta...-Deseó Vile mientras corría a socorrer a su compañero.


---------------------------- --------------

-¡Aqui!! ¡Allí! -La carta no dejaba de desaparecer entre las paredes de los sotanos del colegio y Paula nunca tuvo oportunidad de atraparla. A la decima vez que intentó atraparla se hartó.- ¡Nunca la atraparemos!! -Se dejó caer en el suelo y observó las cartas que tenía en su poder. Ninguna le servía para atraparla...- Lo estoy enfocando mal.. No tengo que apresarla.... Agarró una carta y se dirigió a Atravesar que reía mientras jugueteaba con su coleta. Entonces voló hacia la pared que estaba a su izquierda y que pertenecía al almacen de fotografia.-

- Ahora... ¡Movimiento!! -Paula usó la carta Move y sintió una fuerte sacudida. Al abrir los ojos se encontraba en el interior del almacen de fotografia. La carta Movimiento la habia transportado alli y entonces Atravesar apareció cruzando por una de las paredes y Paula la apuntó con el cetro.- ¡Vuelve a la humilde forma que te pertoca, Carta Clow!!

La silueta de una carta se dibujó en el aire y Atravesar fue absorvida por ella. Una vez volvió a su forma de carta sin embargo eso no pasó y la carta voló hacia el interior de un cubiculo de limpieza. Paula lo abrió y se encontró con todas las cosas que la carta habia robado. Incluida su nota de agradecimiento. Disney corrió a abrazarla.

-¡Eso que hiciste fue genial!! Esa carta no sabía donde se metía.- Disney se apartó de ella y recogió las cosas robadas.- ¿Que haremos con esto?

-Pues... Creo que tengo una idea...- Paula agarró una carta de la baraja y miró a Disney.- Reunelos a todos en el patio... - Su amiga asintió y se marchó.

Disney se encontró a todos los chicos delante del baño de profesores. Vile y Nofor le lanzaron una mirada pidiendole ayuda, ya que ahora los alumnos tambien habian atado a Vile.

-Encontramos sus cosas...¿Que ocurre aquí? .-.

Disney decidió ignorar a la masa de gente furiosa y les hizo un gesto para que la siguiern. Llegaron al patio donde apareció Paula de detras de unos matorrales con la cara llena de barro.

-Las cosas estaban aquí tiradas.-.Dijo mientras le lanzaba su agenda a Cleo, la cual estaba llena de barro y la hacia ilegible.

-¡Aaaah!- Gritó el chico al verla. En seguida, el resto de Lumnos fueron a reunirse con sus estimados objetos. Luego de unos minutos, todas las miradas cayeron sobre Nofor.

-¿Ven como no fui yo? -Gritó Nofor asustando a Popu.- Yo no salí del aula en toda la mañana.-Nofor consiguió deshacerse del nudo de la cuerda y se liberó.- ¡Desconfiados!!

-Supongo que te debemos una disculpa....- Cleo habló en nombre del salón pero Nofor se marchó ofendido. Luego Paula se escabulló para ir tras él. Unos segundos después lo hizo Vile y Disney se quedó apartada mirandolas sonrientes.

-Ju, Ju, Ju Me encantan los triangulos amorosos...- Murmuró para si misma la chica. "Y aquí se acerca uno enorme..."

-¡Nofor!! Espera...- Paula se puso frente al chico.- Mira: Era la verdadera ladrona.- Paula le mostró la carta Atravesar mientras que Nofor dedicó una mueca de burla hacia la carta que le había hecho pasar esa verguenza.- Y quería darte esto..-Paula le entregó el sobre rojo y esperó que Nofor leyera la carta.

-Tse, no hacia falta una carta. Solo hago mi trabajo.- Dijo Nofor intentando ocultar su felicidad pero estaba sonriendole. Entonces alguien se puso detrás de Nofor y le chilló:

-¡No esperes que pase más!!-Vile gritaba al chico por los problemas que le había causado.- Aunque supongo que esto compensa lo de la crema...

-Lo hace.- Nofor le sonrió y Vile se sonrojó enfadada.

-No me sonrías...-Replicó.

-Me marcho.- Anunció Nofor y se alejó corriendo, como siempre hacía. Antes de llegar al bosque gritó: - Gracias, supongo.- Después desapareció entre los arboles.

Las dos chicas vieron como Nofor se alejaba y luego se quedaron unos minutos alli quietas, sin decir nada. Luego Paula dijo:

-¿Volvemos con los demás?- Vile asintió y ambas se alejaron lentamente y volvieron junto al resto de compañeros que ya estaban de vuelta a la clases ya que el recreo habia acabado.

-Aquí estais.- Celebró Disney.- ¿Y Nofor?-Preguntó ella con tono malicioso mientras las dos chicas se sonrojaban y se miraban avergonzadas.

-Aquí estoy.- Dijo el chico apareciendo detrás de ellas.- Volvamos al aula o el Sr. Dete se enfadará.

Los cuatro volvieron al aula sin darse cuenta de que una sombra los observaba desde la rama de un arbol. Segundos despues la sombra se escabulló y desapareció en la espesura del bosque. Paula se giró sobresaltada ya que había notado una presencia pero Disney la empujó hacia dentro del colegio, mientras la persona misteriosa retrocedía. Habia estado cerca...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar